14/11/07

HISTORIA DE LAS MUJERES


Los primeros relatos históricos que se escribieron eran descripciones de batallas de la vida de reyes y grandes hombres. La mujeres, al igual que la gran masa de la población estaban ausentes de estos estudios, no se las consideraba relevantes. La historia de las mujeres surgió con el propósito de hacer visibles a las mujeres en la historia. El transcurso del tiempo, entonces, nos sirve para formarnos una idea de los cambios, de la diversidad de sociedades, de comportamientos, de formas de ver el mundo, de costumbres, etc. Y esta perspectiva es muy importante para pensar que ocurre con los varones y las mujeres, porque podemos ver que lo que hoy creemos que es masculino, en otras sociedades no era considerado de ese modo, y lo que se denomina femenino varía de una cultura a otra en una magnitud tan importante que las ciencias sociales contemporáneas han concluido que en realidad aquello que se considera propio de cada sexo no es más que una decisión convencional de cada cultura. Muchas ideas comunes en nuestra cultura se desvanecen cuando realizamos una comparación entre sociedades de diferentes tiempos y momentos históricos. La idea de que las mujeres siempre se han encargado de las tareas domésticas, por ejemplo, queda fuertemente cuestionado cuando analizamos otras culturas, pero también cuando exploramos la historia misma de occidente. El estudio de la Revolución industrial nos ha mostrado que la mayor parte de las personas empleadas en las primeras fabricas inglesas donde se implementaron los telares automáticos y maquinas de vapor, fueron mujeres y niños. La dos guerras mundiales muestran una situación similar. Se ha incorporado la idea de que lo masculino y lo femenino no tiene relación con determinadas características biológicas, sino que son comportamientos históricos cambiantes determinados por creencias, costumbres, vínculos humanos...
LA PREHISTORIA
"Los estudios prehistóricos y la historia de las mujeres”Se consideraba que el primer estadìo por el que habría pasado la humanidad estaba caracterizado por la "ginecocracia", es decir, por un régimen político, social y cultural en el cual las mujeres tenían supremacía sobre los varones.”
Bachofen-el derecho materno
Los antropólogos del siglo XIX explicaban la historia a través de estadìos. El primer estadìo fue el de la "promiscuidad primitiva", una era en la que no existía ninguna de las prohibiciones sexuales que se conocen en nuestra sociedad, el incesto no era castigado ni mal visto, y las relaciones intergeneracionales o entre personas del mismo sexo tampoco. Dado que existía un nivel de "promiscuidad" tan alto, resultaba difícil establecer quien era el padre de los niños y las niñas, y por esta razón el parentesco se estableció solo por línea materna, y esto es lo que se denomina "matrilinealidad". El hecho de que las mujeres se constituyeran en el eje del sistema de parentesco les dio una importancia que perderían posteriormente en otros estadìos. Este período de matriarcado habría sido reemplazado por el patriarcado en el cual todavía estaríamos .A partir de la guerra, de la acumulación de bienes económicos, o de otros modos, los varones habían ido acumulando poder, y esa acumulación los llevo a pretender usurpar la predominancia femenina. La razón fundamental era que ellos mantenían y transmitían su herencia a hijos de cuya paternidad no podían estar seguros. Por esta razón los varones establecieron una veda sexual sobre las mujeres que las ligara exclusivamente a un solo hombre y por lo tanto pasaron a ser ellos el eje sobre el cual se constituía el sistema de parentesco, además de concentrar el poder en sus manos. La idea del matriarcado, que sostuvieron los antropólogos a partir de 1860, tuvo cierta importancia hasta principios del siglo xx, cuando comenzaron a surgir dos corrientes que realizaron criticas: el "funcionalismo" en Europa y el particularismo histórico en Estados Unidos plantearon que el evolucionismo y su teoría del matriarcado eran sumamente especulativos.
`El hombre cazador y la mujer recolectora”
“La habilidad manual y el coeficiente intelectual de las personas se incrementaron a través de la caza, porque ella requería de u trabajo colectivo, de una coordinación, y por lo tanto del desarrollo del lenguaje y la inteligencia.” En este esquema la hembra humana ocupaba un ligar secundario, porque la caza era descripta como una actividad básicamente masculina, y en ella residía la clave de todo el proceso de desarrollo de la humanidad, de su diferenciación del resto de las especies animales. Las mujeres habían sido relegadas a la recolección y al cuidado de las crías, y por lo tanto habían tenido una influencia secundaria en el surgimiento del arte, la economía, el lenguaje y otros fenómenos humanos.”
Washburn-"El hombre cazador"
Obviamente estas teorías fueron duramente criticadas sobre todo en los años setenta, porque son consideradas machistas. La antropología feminista sostuvo que la recolección era una actividad de la que se obtenía la mayor parte de alimentos en las sociedades que vivían de la caza y la recolección. Por oto lado, la perspectiva feminista demostró que no existían pruebas sólidas para afirmar q las mujeres no habían participado de la caza en el pasado prehistórico, y que los datos de la arqueología eran interpretados desde un sesgo machista. A partir de los restos arqueológicos es sumamente difícil probar si existía una división de los trabajos entre los sexos.
GRECIA
Entre 1200 y el 1800 a.C la mayoría de las mujeres no podían decidir libremente quienes serìan sus maridos. En algunos casos las mujeres asumieron decisiones sobre sus matrimonios, pero no fue esto lo mas comùn. La mujeres eran usadas para establecer alianzas entre familias aristocràticas y por eso eran en muchas ocasiones un mero instrumento de relación económica entre el padre y el esposo de ellas.En la Grecia de este periòdo el rol que se otorgaba a los varones era el de guerreros que servìan a su ciudad, al contrario de las mujeres que debìan ser reproductoras segùn lo estipulaban las normas de la època: su tarea era parir y criar guerreros. Ellas no eran importantes en si mismas, sino por los hijos varones que podían brindar. Este lugar secundario de las mujeres coexistìa con un sistema de parentesco matrilineal. Si la situaciòn de las mujeres libres era de subordinación a los varones, aùn peor era lo que ocurrìa con las esclavas.Cuando los varones griegos partìan en expediciones militares, si sus ataques resultaban exitosos, eliminaban a los hombres pertenecientes ala aristocracia y a sus mujeres las convertìan en esclavas, hecho que les otorgaba prestigio, eran parte del botìn de guerra. Los varones de la aristocracia establecían relaciones con múltiples mujeres, pues ademàs de una o mas esposas libres poseìan varias esclavas, mientras que las mujeres solo podían establecer relaciones con un solo hombre. Mientras los hombres partìan de sus casas las mujeres desarrollaban todo tipo de tareas domèsticas, además de criar a sus hijos ; incluso las mujeres de la aristocracia. Desde el 1800 al siglo VI a. C. comienza el periodo arcaico o Época oscura en el que la cultura griega como parte de una decadencia general pierde la escritura. En este momento se consolidan las polis, en las que un legislador llamado Licurgo expreso una serie de normas legales sobre algunas cuestiones. El còdogo de Licurgo nos permite ver cual era la situaciòn de las mujeres en esta època. Se consideraba que la principal funciòn de la mujer era traer hijos al mundo, pues el Estado Espartano en el que se crearon estas leyes era guerrero por excelencia, y pretendía obtener la mayor cantidad de varones posibles. Las mujeres que eran ciudadanas espartanas estaban liberadas de las tareas domèsticas y estaban ocupadas de la gimnasia, la música, la familia y la crianza de niños y niñas.
Segùn Aristòteles las mujeres espartanas tenìan mayores libertades dado que sus maridos se encontraban siempre ausentes en combates o expediciones militares. En este contexto, las relaciones entre personas del mismo sexo no estaban consideradas negativamente, aunque se obligaba a mujeres y hombres a casarse. El matrimonio, ademàs de ser obligatorio, la mujer estaba a prueba, y si no quedaba embarazada era rechazada; y esta podìa volver a intentarlo con otros varones.El adulterio no era penado si se trataba de dos personas libres , no así si pasaba con alguien libre y un esclavo.En Atenas, la otra polis mas importante de Grecia, las mujeres vivían recluìdas en sus hogares en una parte que se llamaba gyneceo. Allí eran obligadas a permanecer y ni siquiera tenían contacto con el sol, hasta el punto que el modelo de belleza femenina era el de la blancura mas pronunciada. En el gyneceo las mujeres criaban a sus hijos y realizaban las tareas domèsticas; no tenìan acceso a la educaciòn, no podían tener propiedades a su nombre y dependìan para todo de un varòn, primero del padre, y despuès del marido.Sin embargo, la situaciòn de las mujeres libres de los sectores econòmicos menos poderosos era diferente, estas mujeres trabajaban, comerciaban y no se encontraban recluìdas. Tampoco estaban recluìdas las esclavas, aunque la situaciòn de opresiòn en la que vivían era peor porque estaban obligadas a cumplir todo tipo de tareas para los hombres libres, ademàs de tener que responder a sus avances sexuales.
PERÌODO HELENICO
En el siglo IV a. C. las polis fueron invadidas por Macedonia expandiendo las culturas griegas por todos los lugares conquistados. Este periodo se denomina helénico porque con ese nombre se da cuenta de la expansiòn de la cultura griega. Las mujeres en este perìodo, si bien no tuvieron una participación en la polìtica, tuvieron acceso a lugares desde donde ejercían importantes influencias. Sin embargo a menudo eran utilizadas como elementos para establecer alianzas entre padres y maridos. No obstante las tradiciones matrimoniales varían de una regiòn a otra.Este perìodo no solo se caracterizò por la existencia de reinas mujeres, sino que tambièn mejoraron las competencias legales y econòmicas de las mujeres de la aristocracia. Además de incrementar su poder econòmico, comenzaron a ejercer el control directamente sobre las personas esclavizadas, asì como tambièn disminuyò el control del padre y del marido y tuvieron acceso a la educaciòn.
ROMA
Las mujeres estaban obligadas a cumplir un rol de reproductoras, y ni siquiera establecían el carácter matrilineal del sistema de parentesco. Ellas tenían una amplia libertad de movimiento; se presume que en la familia las mujeres no estaban sometidas a un poder total del marido. Eran además mujeres cultivadas, sabìan leer y escribir y se les permitìa participar en los banquetes junto con los hombres y beber vino. Sin embargo, la situaciòn de la mujer sufriò algunos cambios luego de estos primeros siglos, posteriores a la fundaciòn mítica de Roma.Se toma como referencia el año 450 a.C., la fecha en que entraron en vigencia las xii tablas. En este documento se pueden percibir algunas de las innovaciones del perìodo de la Repùblica que duro hasta el año 27 a.C.Las leyes estipuladas en las tablas fueron la base del derecho civil romano y tuvieron su origen en las tradiciones que se consideraban provenientes del pasado. Aunque algunas de estas leyes caducaron con el tiempo, el código nunca fue abolido, por eso resulta importante analizar el lugar que las mujeres tienen en el. Los bienes solo podìan ser transmitidos a los miembros varones de la familia, las mujeres no solo se vieron inhabilitadas para esto, sino que ademàs fueron sometidas a tutela perpetua: los hombres se consideraban en grado de administrarse a si mismos hacia los 14 años; pero las mujeres pasaban de manos de sus padres a las de su marido; y si este morìa se establecìa la tutela del pariente varòn mas cercano.La mujer era considerada un objeto; estaba sujeta a la misma legislaciòn que los bienes materiales que eran propiedad de los varones, que incluso poseìan el derecho de matar a sus mujeres, a estas se les prohibiò el consumo de vino porque se consideraba que favorecìa el adulterio. Esta prohibiciòn del adulterio para las mujeres libres no era asì para los varones que se les permitìa tener relaciones con sus esclavas, y con prostitutas. La esclavas tenìan la obligaciòn de aceptar cualquier tipo de proposiciòn por parte de sus amos, no se les permitìa establecer matrimonio con alguien que fuera de sus misma condiciòn.Las xii Tablas reconocìan la existencia de un grupo de mujeres libres con caracterìsticas peculiares: Las Vestales, hijas de familias aristocràticas, y su principal tarea era cuidar el fuego en el templo de Vesta; actuaban ademàs en otras àreas de la religiòn romana, eran las mujeres mas emancipadas de Roma. En el año 27 a. C. Augusto estableciò una serie de disposiciones legales que confirmaron ciertos aspectos de la vida. la mujeres fueron obteniendo gradualmente algunos beneficios respecto del perìodo anterior. La fecundidad fue considerada de gran importancia, aquella que procreara al menos tres hijos era exonerada para siempre de la tutela masculina. El marido ya no tenìa derecho a matar a su esposa adultera. El matrimonio fue desvinculándose de la capacidad del marido de ejercer sobre su esposa el mismo poder que antes habìa practicado el padre. Gradualmente, las mujeres pudieron comenzar a tomar decisiones sobre las propiedades que les pertenecìan a travès del dote. Disfrutaron de la posibilidad de instruirse y cultivarse intelectualmente, comenzaron a interrumpir matrimonios que les eran poco gratos y a casarse nuevamente.Esto solo pasaba con las mujeres de la aristocracia y los hombres lo veían como algo sumamente negativo. De hecho, cuando cayò el Imperio Romano muchos lo vincularon con este "libertinaje" de la mujer.
Extensión del Cristianismo
Hacia el Siglo III comenzò a extenderse el Cristianismo sobre el Imperio Romano. La concepciòn de Cristo sobre el matrimonio era entendido como una instituciòn indisoluble y monogàmica, tanto para el varòn como para la mujer. El divorcio fue considerado negativamente; la libre elecciòn del conyuge era decisiva. Para Cristo varòn y mujer tenìan igual dignidad en el matrimonio. La afirmaciòn de estos principios permitiò a las mujeres una nueva conciencia de sì mismas, y los hombres un mayor respeto hacia ellas.Cristo predicò comprensión acerca de lo que se consideraban debilidades humanas, como en el caso del adulterio femenino, que exhibió tendiéndose como una conducta grave a pesar de la tolerancia propuesta. Sin embargo; el Cristianismo solo destacò la igualdad en algunos aspectos y los apóstoles tuvieron una actitud ambivalente sosteniendo tanto la igualdad y como la inferioridad femenina. Esta actitud ambigua sufriò una serie de modificaciones que resultaron perjudiciales para las mujeres a medida que esta religiòn se fue consolidando. Se impusieron grandes penalizaciones para el adulterio femenino y para el aborto; sobre la base de una moral. Las mujeres fueron excluìdas de los oficios considerados masculinos y se propuso para ellas un modelo de conducta asexual. De este modo los padres del a Iglesia desarrollaron una concepciòn misògina (desprecio de las mujeres) en las que se comenzò a identificar a estas y al matrimonio como obra de Satanàs.
La Edad Media
"La cultura de esta època, y en especial los varones continuaron con aquella tradiciòn de los padres de la Iglesia.”El matrimonio medieval no era celebrado entre personas que se amaban, porque las familias campesinas necesitaban que sus hijos e hijas se casaran para tener una cantidad mìnima de personas que se encargaran de todas las tareas que habìa que realizar. Las familias nobles no tenìan este tipo de necesidades, pero los matrimonios eran alianzas para incrementar el poder y la cantidad de tierras.”
John Boswel
Las mujeres eran educadas desde niñas en el ideal de la pasividad femenina, en la sumisiòn. La comodidad material y el cuidado del hogar eran fundamentalmente de su responsabilidad. Los clèrigos varones solìan sostener que la mujer era el origen de todos los males, sin embargo, las mujeres no siempre callaban frente a estos ataques.la imagen de la mujer que se alababa era la de la virgen que optaba por no casarse. Para el pensamiento medieval tenìan una tendencia natural que las empujaba a ser seductoras y tentadoras. El desprecio hacia las mujeres se reflejaba tambièn en el modo en que se concebía a los cuerpos femeninos; se consideraba que fueron creadas a partir de una costilla de Adán. Se entendìa que sus cuerpos eran una versiòn degradada del masculino.Para el siglo XII, el papel principal de las reinas era garantizar la transmisiòn de sangre real a un heredero varòn cuya existencia era considerada esencial para que no hubiera conflictos en el traspaso del poder de una generación a la otra. La falta de un descendiente varòn estaba asociada al peligro de una guerra porque no estaba establecido exactamente quien debìa suceder en el poder. Las reinas tuvieron importancia en muchas ocasiones, no solo porque algunas de ellas gobernaron, sino porque a menudo marcaban el tono de la corte.Las nobles no estaban excluìdas por completo de los derechos a los que accedìan los varones, se encontraban en una situaciòn de subordinaciòn. Podìan heredar los tìtulos de nobleza y las tierras y riquezas, pero lo màs corriente era que sus maridos asumieran a los bienes y derechos correspondientes. Por otro cuando los varones se ausentaban por largos perìodos por una guerra, las mujeres ocupaban el puesto de sus maridos y se consideraba que eran capaces de defender los intereses de la familia por ley o por fuerza, ademàs estaban a cargo del cuidado de niños, supervisar sus hogares, que tenìan una alta complejidad. A menudo estas mujeres demostraban ser muy competentes en el manejo de los recursos familiares. Llevaban vidas activas y se mantenìan firmes en la dura sociedad de su època.Las mujeres que no encontraban un lugar rápidamente en un matrimonio eran enviadas a un convento, y la familia solìa donar fondos para apoyar económicamente a estos claustros. Las mujeres de clase alta eran las que tenìan màs posibilidades de entrar a un convento porque estos eran pequeños y era necesario poseer recursos para entrar a èl. Para muchas mujeres los conventos estimularon sus capacidades, ya que allí podìam educarse, cultivar intereses intelectuales y artìsticos variados, asì como llegar a ser una figura mìstica reconocida.Sin embargo, no todas las mujeres religiosas vivìan en conventos, en las ciudades existìan grupos de mujeres llamadas "beguinas" que respondìan a las necesidades piadosas de quienes no pertenecìan a la clase alta.Las mujeres de la ciudad eran trabajadoras, en algunas ocasiones esto ocurrìa porque eran las esposas de los artesanos y trabajaban bajo su mando, y tenìan una participaciòn independiente; su responsabilidad era ocuparse de que sus hijos e hijas fueran a la escuela, y que luego aprendieran un oficio. Se les exigìa que satisfacieran a sus maridos para que ellos se encontraran tan a gusto en casa que no corrieran a emborracharse con amigos en las tabernas.Las sirvientas tenìan el peor trabajo y aparte tenìan poco tiempo libre.Las mujeres del campo tuvieron un indudable valor econòmico.En las zonas rurales las tareas estaban organizadas en torno a la estructura familiar y allí las mujeres recolectaban el heno y ayudaban el arado. No tenìan ningùn tipo de decisiòn sobre lo que ocurrìa en un señorìo o en la aldea, y tenìan derecho a heredar propiedades solo cuando no existìan herederos varones directos. Las esposas campesinas trabajaban durante la mayor parte del dìa y las tareas que desempeñaban eran esenciales para la subsistencia y bienestar de su casa.El RenacimientoHacia mediados del Siglo XIV surgiò la antigua cultura grecorromana. La importancia que el Renacimiento otorgò a lo terrenal y a la valorizaciòn de la persona humana, afectò el modo en que se representaba a la mujer y significò la recuperaciòn del cuerpo, con cuerpos abundante en sus formas, apenas cubiertos por velos. Sin embargo, no era la capacidad sensual de las mujeres lo que se aceptaba, sino su calidad de objeto para el deleite masculino. Las mujeres en realidad perdieron su poder real. El amor de los hombres era idealizado y nunca se consideraba a la mujer como persona plena. Las mujeres ya no controlaban los castillos y propiedades cuando los maridos se ausentaban, como habìa ocurrido antes, y en general su poder fue disminuyéndose, a esto se sumo el hecho que se comenzò a dar màs importancia a los textos escritos por los autores antiguos, en los cuales se degradaba a la mujer, se la consideraba un ser inferior en todos los sentidos, y sus sentimientos eran desconsiderados. Otro de los factores que las perjudicò fue la distinciòn entre las esferas de lo pùblico (política, cuestiones legales...) y de lo privado(vida del hogar). A partir de esto las mujeres quedaron al margen de lo pùblico y fueron excluìdas de la polìtica y de cualquier asunto econòmico importante.